Rosas para perderte, el jardín secreto de Roma

Roseto comunale

La città eterna nunca deja de sorprender. En la capital italiana se encuentra el jardín de rosas más impresionante de Europa: el roseto comunale.

Las rosas son unas de las flores más queridas. A todos nos gustan por su belleza y agradable olor. Los ramos de flores con rosas sirven para todo tipo de ocasiones, para regalar a esa persona especial y también para decorar nuestra casa. No hay nada más elegante que un jarrón de cristal con rosas. Además, estas flores son también muy utilizadas en composiciones de arte funerario como centros o coronas de flores. Las rosas son la flor de la elegancia, de la belleza y la frescura.

Los amantes de las flores, y de las rosas especialmente, se perderán en el Roseto Comunale de Roma. Este jardín está muy cerca de Circo Massimo y alberga actualmente más de 1.100 especies distintas de rosas. En él encontrarás rosas de todos los colores que te hechizarán con su perfume. Un paseo lleno de agradables sensaciones que se quedará para siempre en tu memoria.

El Roseto Comunale tiene una superficie de 10.000 m2 y está dividido en dos secciones. En el primer sector están las variedades que nos permiten observar la evolución que las rosas han sufrido desde la antigüedad hasta ahora. Las flores que están aquí son las rosas botánicas, rosas antiguas y rosas modernas. Las dos primeras son las que nos permiten observar la evolución de esta flor, cuyo cultivo se fue perdiendo a favor de las hibridaciones con las rosas chinas, que dan lugar a las especies de rosas que conocemos actualmente.

En la segunda sección, más pequeña, están las últimas variedades de rosas. Los nuevos tipos de esta flor proceden de distintas partes del mundo y se cultivan en este jardín durante dos años para participar en el concurso internacional “Premio Roma”, que se otorga a las nuevas variedades de rosas.

El parque está abierto al público, pero solo durante los meses de mayo a octubre cuando florecen las rosas. Si visitas Roma durante esos meses no puedes perdértelo. Pensarás que estás en el cielo.

Comparte con tus amigos
Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Email this to someone

Deja un comentario