La importancia de regar correctamente las plantas

regar-correctamente-las-plantas

Todas las ventajas de regar correctamente las plantas durante el verano que nunca te han contado

 

Regar correctamente las plantas: el calor ya se ha instalado completamente en nuestro día a día y el verano ha llegado definitivamente para quedarse. En consecuencia, si eres de los que aman las plantas en casa es en esta estación del año cuando, sin lugar a dudas, necesitan de un cuidado extra para poder beneficiar su florecimiento y salud como es debido. Por esta razón, hoy en Florista Navarro te traemos un artículo para enseñarte cómo puedes evitar que tus plantas sufran las consecuencias del calor y también puedan disfrutar del verano sin verse afectadas. Una de las preguntas más comunes a la hora de cuidar nuestras plantas es, ¿cuánta agua utilizo y con qué frecuencia debo regarlas? ¿es conveniente echar agua por encima o en la tierra directamente? A continuación, en Florista Navarro resolvemos todas tus dudas con algunos consejos importantes para que proveas a tus plantas del riego correcto que necesitan.

 

Mantener la humedad uniforme en el riego

Una de las reglas más importantes es mantener la humedad equilibrada en las plantas después del riego. Es decir, la mayoría de las plantas necesitan estar húmedas, sin embargo, es también necesario que se seque antes de regar para promover el crecimiento de raíces de las plantas.

 

Regar con menos frecuencia pero a fondo

En lo que respecta al lecho de flores, se recomienda una o dos sesiones de riego por semana para poder obtener resultados saludables en tus plantas, por lo que esta cantidad es la suficiente. Otro aspecto a tener en cuenta es que resulta mejor utilizar el agua con menos frecuencia pero en abundancia cada vez que se riega.

 

Regar al atardecer o a primera hora de la mañana

Uno de los errores comunes en el riego es realizarlo en las horas equivocadas, es decir a plena luz del sol al mediodía. Por ello, cuando el agua enfría el suelo por la tarde o noche, se evapora menos que cuando el suelo está caliente durante el día y, de esta manera, las plantas pueden abastecerse como es debido de toda el agua antes de que llegue el calor al día siguiente.

Mantener las hojas secas

No se recomienda dejar las hojas mojadas ya que es muy probable que se convierten en hojas enfermas. Por eso, si se mantienen las hojas húmedas durante la noche, esto puede dar lugar a la aparición de moho en la hoja. Además, las hojas que se dejan húmedas al sol también pueden desarrollar marcas leves de quemaduras.

 

Dar la cantidad correcta de agua

El hecho de regar no significa que llenemos las plantas con abundante agua. Uno de los requisitos principales es darle poca agua a menudo y solamente cubriendo los centímetros superiores del suelo, incluso sin llegar a ellos en absoluto. Hay que tener en cuenta que esto funciona cuando hay un acolchado que cubre el suelo y el riego es demasiado escaso, lo cual también significa que las plantas de cultivo son particularmente dependientes de la tierra uniformemente húmeda.

 


Dar grandes cantidades de agua por partes

El agua siempre necesita su debido momento para ser absorbida por la tierra. Por ello, antes de derrochar el agua, tan necesaria y que no debería desperdiciarse, hay que dejar un tiempo para que fluya sin usar. De ahí que la recomendación sea que es mejor regar de forma repetida y por partes.

 

Distribuir el riego debidamente

Es aconsejable no regar siempre el mismo punto de la raíz ya que conduce al crecimiento de las raíces por un solo lado, por lo tanto, promovemos una mala absorción de nutrientes en el suelo. Hay que tener siempre en cuenta que se debe regar alrededor de la planta y distribuir por toda la zona.

 

Favorecer al ahorro de agua

En estos tiempos de escasez es importante respetar el consumo controlado de agua en el riego. Por esta razón, se debe regar tanto como sea necesario y tan poco como sea posible. Este aspecto además favorece a nuestras plantas por lo que se recomienda usar un sensor automático de humedad, en el balcón y en el césped, para ayudarnos a simplificar el riego.

 

Evitar el encharcamiento de agua

Es sabido que el agua cuando se riega en abundancia produce innecesarios encharcamientos que solamente afectan a nuestras plantas, ya que suprime el aire que llega a las raíces y sus células se ahogan sin oxígeno. Por eso insistimos que más agua no significa más beneficios para tus plantas. Hay que dar un riego correcto y controlado para que nuestras plantas sean saludables y vivan más tiempo.

 

Use tierra de calidad

Además del agua otro factor importante, sin duda alguna, es la tierra. Por ello, es necesario que apliquemos una tierra de cultivo rica en minerales de arcilla, ya que tiene las mejores propiedades y, por lo tanto, puede retener el agua mejor y de forma uniforme. Por otro lado, durante los veranos húmedos y sobre todo en invierno, hay que asegurarse de que el agua drene bien para impedir el anegamiento.

 

cómo-regar-plantas

 

Desde Florista Navarro esperamos haberte enseñado con este artículo cómo llevar a cabo un correcto riego a tus plantas durante este caluroso verano. Contamos con un equipo con una gran experiencia en flores y plantas y siempre estamos encantados de darte los mejores consejos para que cuides adecuadamente tus plantas en casa.

Recuerda que ya estamos atendiendo con normalidad y también te invitamos a visitar nuestra tienda online para que hagas tus pedidos con toda la comodidad.

 

Somos Floristería Navarro, cultivando emociones desde 1956.

 

¡Te deseamos un venturoso verano lleno de flores y alegría!

Comparte con tus amigos
Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Email this to someone

Deja un comentario