No perdamos las buenas costumbres, regalar rosas es regalar cariño

Regalar rosas para felicitar un cumpleaños o simplemente porque nos apetece. Las buenas costumbres no se deben perder, porque tu cariño es el mejor regalo que puedes hacer a tus seres queridos.

Regalar rosas para felicitar un cumpleaños o simplemente porque nos apetece. Las buenas costumbres no se deben perder, porque tu cariño es el mejor regalo que puedes hacer a tus seres queridos.

Vivimos en un mundo moderno en el que la tecnología cada vez ocupa un espacio más importante en nuestras vidas gracias a los continuos avances y a veces nos olvidamos de las cosas que realmente importan en nuestra vida. Las rosas son un regalo clásico, utilizado desde tiempos inmemorables para transmitir a nuestros seres queridos ese cariño que no sabemos a veces transmitir en palabras. No perdamos las buenas costumbres, adaptémonos a los tiempos actuales manteniendo las cosas importantes de la vida. Siempre hay hueco para el romanticismo.

Porque una rosa es una rosa, como decía Mecano. Las rosas son unas de las flores más bonitas que podemos regalar. Vinculadas al amor, estas flores son un regalo excelente, no solo para tu enamorado/a sino para ese familiar o amigo que está de cumple.

Para festejar una fecha especial, como puede ser un dieciocho cumpleaños o una graduación, un ramo de rosas es un regalo estupendo. A todo el mundo le gustan estas flores y más si se reciben en días destacados para uno. Dieciocho rosas para celebrar los dieciocho años de tu hija, sobrina o prima, o su graduación en la universidad. Sin duda a ella le hará ilusión y recordará siempre ese detalle que tuviste en su gran día.

Las rosas nunca pasarán de moda, o no deberían. Estas flores son un guiño a la elegancia, a lo clásico y al amor. Su bonito aspecto y su agradable olor las convierte en las reinas de cualquier jardín. La ilusión que se siente al recibir un bonito ramo de rosas se recuerda siempre, por eso no perdamos la buena costumbre de regalar rosas.

Como siempre os decimos en Navarro Floristas pensamos que las flores, y por supuesto las rosas, son mucho más que un objeto decorativo. Su valor más allá de lo que se ve a simple vista porque transmiten emociones y sentimientos. Por eso la bonita tradición de regalar flores y rosas debe mantenerse, porque las buenas costumbres no se deben perder.

Esto es todo por hoy, gracias por confiar en nosotros.

Volvemos la semana que viene con un nuevo post.

Comparte con tus amigos
Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Email this to someone

Deja un comentario