Flores para el Día de Todos los Santos

Desde Navarro Floristas hemos elaborado unos cuidados diseños especiales para celebrar este día. Los mejores ramos de flores y coronas funerarias para honrar a nuestros amigos y familiares fallecidos. Una bonita manera de recordar a los que ya no está

Este sábado se celebra el Día de Todos los Santos y las flores serán las absolutas protagonistas de la jornada. Descubre con nosotros el origen de esta festividad.

El Día de Todos los Santos se celebra en varios países del mundo para recordar y honrar a los seres queridos que ya no están con nosotros. Durante esta jornada las flores se convierten en las protagonistas, llenando los cementerios de todo el país.

Desde Navarro Florista hemos elaborado unos diseños especiales de arte funerario para celebrar este día. Los mejores ramos de flores y coronas funerarias para honrar a nuestros amigos y familiares fallecidos. Una bonita manera de recordar a los que ya no están.

El origen de Todos los Santos está en la religión católica que decidió adoptar la costumbre de conmemorar a los mártires en el aniversario de su muerte. La Iglesia primitiva acostumbraba a celebrar el aniversario de la muerte de un mártir en el lugar de su martirio. Normalmente, los grupos de mártires morían el mismo día, por lo que se decidió realizar una celebración conjunta. En diversos lugares del mundo se celebra la tradición de honrar, y traer a la memoria a las personas que han muerto, y llevarles flores como símbolo de amor y respeto.

En España, durante el Día de Todos los Santos, también es costumbre comer los típicos dulces de las fiestas, como los huesos de santo, los buñuelos o los panellets, en Cataluña. Además, de por supuesto, llevar ramos a los cementerios. Una tradición, que como ya os explicamos en otro post, tiene su origen en la antigüedad cuando los cuerpos estaban al aire libre por lo que se decidió colocar flores alrededor para mitigar el mal olor.

Actualmente, también se ha extendido por nuestro país la costumbre de celebrar Halloween, una fiesta estadounidense importada a Europa y que consiste en disfrazarse para dar miedo, pedir caramelos de puerta en puerta y por supuesto decorar con calabazas. Sin embargo, nosotros seguimos prefiriendo pasar el Día de Todos los Santos visitando a nuestros seres queridos en el cementerio llevándoles las mejores flores.

Una jornada especial llena de sentimientos. No sé nos ocurre una mejor manera para transmitir nuestras emociones que con flores. Una tradición bonita para recordar a los caídos.

Esperamos que paséis el próximo sábado de una manera especial, rodeados de bonitos ramos de flores para vuestros seres queridos.

Nos despedimos ya. Un saludo y gracias por leernos.

Comparte con tus amigos
Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Email this to someone

Deja un comentario